martes, 3 de septiembre de 2013

La lactancia materna es a demanda




Si, se supone que tod@s lo sabemos, que los bebés deben comer a demanda porque...
¿Qué puede suceder si no es así?
-el bebé no ganará peso porque no come lo que necesita sino lo que su madre o el pediatra creen que necesita
-el bebe no estimula lo suficiente el pecho por lo que comienza a bajar la producción.
Siempre explico en mis clases de preparación al parto que la lactancia se rige por las leyes de la oferta y la demanda, como en una fábrica; si no hay demanda no habrá oferta y si hay mucha demanda pues habrá mucha oferta!
-si la madre tiene mucha leche y el bebé le saca "cada 3 horas" corre el riesgo de que la leche se quede estancada produciendo mastitis.

Hace poco he leido en el blog de una conocida periodista  "que no entiende cómo las mujeres pueden dar de mamar en público" y que "los pediatras ahora están con la moda de que los niños puedan mamar a demanda".
A menos que te recluyas en casa los meses/años que des de mamar no veo la forma de no dar de mamar en público.
Por supuesto respeto el pudor de cada mujer a hacerlo o taparse, porque si realmente no quieres que se te vea un pecho mientras das de mamar a tu hijo, es muy fácil maniobrar con los pliegues de la ropa.
Lo que no respeto es que se ataque a las mujeres que dan el pecho en público; quien se rasgue las vestiduras o se ofenda por ver cómo una madre da de comer a su hijo es que tiene algún problema en la cabeza y debe hacérselo mirar...

A colación de este tema la Aeped ha publicado un decumento en defensa de la lactancia materna a demanda, a ver si se consigue que le llegue a todos los pediatras, que algunos lo necesitan...
Y también para el público en general; ¡Normalización para el hecho de dar de comer a un niño de la manera más sana que hay!



Gracias a Ana por permitirme poner esta foto tan bonita, en la que Rodrigo se engancha a la teta de su madre sólo unos minutos después de nacer.
Ojala a todos los bebés se les dejara hacer esto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada